EL SECRETARIO DE LA INERCIA (Publicado mayo 27, 2012)

EL SECRETARIO DE LA INERCIA

All that evil needs to triumph is for good men                                                      to do nothing. Atribuido a Sir Edmund Burke

Guillermo Somoza no es el Secretario de Justicia. Es el Secretario de la Inercia. El Tribunal Supremo Federal ha reconocido que la responsabilidad primaria de definir y hacer cumplir leyes criminales es de los estados, ver, U.S. v. Lopez, 514 U.S. 549 (1995). Sin embargo, Somoza ha acordado con la fiscalía federal el delegarle la jurisdicción primaria a casos de drogas y armas. Esto es reconocer la impotencia del sistema de justicia puertorriqueño para proteger a la ciudadanía. No en balde la Fiscalía y Corte Federal son las dos instituciones en que más confía el Pueblo.

            El Secretario de Justicia ha dicho a la prensa ad nauseam que Ana Cacho es sospechosa y que será acusada. Sin embargo, ya han pasado dos años de la muerte de Lorenzito y las acusaciones brillan por su ausencia. Más aún, ¿donde esta las acusaciones contra Sila Calderón por el cheque de $50,000 que le dio Fonalledas para su campaña del 2000, enseñado por Aníbal Acevedo Vila a la prensa cuando fue acusado criminalmente? ¿Donde están las acusaciones por las violaciones de las leyes de contribución a campañas electivas admitidas por Acevedo Vilá durante su juicio federal para evitar que su madre y hermanos testificaran? Según la representante Lourdes Ramos Rivera, en octubre de 2011, su Comisión refirió al Departamente de Justicia y al FEI a Juan Cancel Alegría  por alegado fraude al Retiro, pero en diciembre admitió que ninguna de los dos tiene los conocimientos técnicos, expertise, en buen español, para llevar cabo la investigación y correspondientes acusaciones. Estos asuntos estan relacionados con los procedimientos administrativos contra UBS, Miguel Ferrer y Carlos J. Ortiz por el Securities and Exchange Commission. Con todos los contratos que otorga el Departamento de Justicia, no entiendo como no ha contratado a alguien.Todo esto nos lleva a las primarias. Un exceso de votación de 50,000 personas por el lado PNP y 40,000 por el PPD es vergonzoso y pone en entredicho la esencia de la democracia, el voto. ¿Como se puede reparar algo tan roto? La Comisión Estatal de Elecciones está investigando el asunto . . .  alegadamente.  ¿O simplemente esta tratando de empujar el asunto debajo de la alfombra hasta después de las elecciones? Si de verdad se quiere reparar el daño que se ha hecho, el Departamento de Justicia tiene que intervenir y encausar a los responsables de esta debacle. Estoy seguro que PNP’s y PPD’s caerán, pero eso es mejor que el desastre que vivimos. Pero todos sabemos que Somoza, el Secretario de la Inercia, nada hará. Como abogado le exigiría al Guillermo Somoza acción si no fuera por que se que es fútil.  Es un secreto a voces que Somoza quiere ser nombrado al Tribunal Apelativo o al Tribunal Supremo y por eso no quiere pisarle los talones a nadie con influencia o dinero o con posibilidad de votar en contra de su confirmación. Por lo menos ya el Gobernador dijo que se iban a referir los casos a Justicia pero estoy seguro que allí dormirán el sueño de los justos.

Es tiempo que como sociedad reconozcamos que tenemos que reformar nuestro, si nuestro, Departamento de Justicia. Como abogado de litigios puedo decir que en su inmensa mayoría los abogados del Departamento de Justicia son muy competentes y sumamente fajones. Pero una manada de leones liderado por una atimorado Secretario poco puede hacer. La posición de Secretario de Justicia debe convertirse en una electiva; no como parte de las elecciones generales ni partidista, si no una donde el Secretario sirva por 6 años, su elección no coincida con las generales y no puedan enseñarse insignias de partido. De igual manera, los fiscales, que ahora son nombrados por el Gobernador con el consejo y consentimiento del Senado, deben ser empleados de carrera y reclutados con una sola cosa en mente; encarcelar criminales. Ninguna institución humana es perfecta y lo que propongo tampoco lo es. Sin embargo, la elección de esta posición se lleva a cabo en varios estados y hace al elegido responsable, no al gobernador, si no al Pueblo. Y los consumidores de los servicios de los Fiscales y el Departamento de Justicia le pasarán la factura si falla.

s/John E. Mudd

 

*NOTA DEL AUTOR:   Este escrito fue enviado para la consideración de El Vocero hace como dos semanas.  Por las razones que sean, no fue publicado, asi que decidi compartirlo con ustedes.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s