Ley de Quiebras de PR

Posibles Desenlaces del Caso Sanchez-Valle y sus Implicaciones para Puerto Rico

Advertisements

El 2016 en “Veremos”

 

 

Llegó el 2016. ¿Que nos traerá? ¿Bendiciones, cambios, desastres, oportunidades? Nadie sabe. Lo que si sabemos es que cambios vendrán inevitablemente.

 

Dado el impago de $37.3 millones por PR, tan temprano como el lunes podrían comenzar las demandas. No es probable pero siempre es posible. Veremos que pasa.

 

Entre enero a marzo de 2016, el Congreso prometió discutir el problema económico de PR. La propuesta del Tesoro de un Súper Capítulo 9, más fondos, y una Junta de Control Financiero que respete la autonomía de PR es una quimera. Con suerte tendremos la Junta de Control del Senador Hatch, un Capítulo 9 regular controlado por la Junta, y unos pocos billones de ayuda. La pregunta va a ser cuando entrarán en vigor estas propuestas ya que entre mayo y julio PR tiene que pagar casi $2.5 billones en bonos. A eso añadimos los reintegros que no se han pagado y los suplidores de bienes y servicios que suman casi $500 millones y veremos la difícil situación de un gobierno que se rehúsa a hacer los cambios fundamentales que se necesitan; reducción de agencias y corporaciones públicas, municipios, contratos a los amigos del alma etc. Hay vistas en la Cámara el 11 de enero sobre el Capítulo 9 y otras medidas de ayuda y una el 26 de enero en el Senado sobre la Junta de Control Financiero. Veremos que ocurre.

 

A esto sumamos que a más tardar en junio el SCOTUS decidirá los casos de Acosta v. Franklin California (quiebra criolla) y PR v. Sánchez Valle (doble exposición). Dada la posición y argumentos esbozados por el Gobierno Federal, la probabilidad de triunfo del ELA es baja. Ahí se desmoronará la idea del que hubo algo diferente en 1952. Eso va a exacerbar la pugna dentro del PPD y puede que en el 2016 ese partido decida si es uno abiertamente colonial o uno de independencia/soberanía. Claro, el SCOTUS no tiene que adoptar la posición del Verrilli, quien es el abogado de Obama en este asunto. El SCOTUS puede decir que aunque PR esta bajo la Clausula Territorial para efectos del la 5ta Enmienda tiene soberanía separada, etc., etc., pero creo que esta vez le harán caso a Verrilli.

 

Este año es probable que Fiscalía Federal radique más casos de corrupción relacionados a la pandilla de Anaudi Hernández, Sally López & Co. Estos casos pueden llegar al Presidente de la Cámara, el hermano del Gobernador o hasta la misma Fortaleza. Esto puede cambiar fundamentalmente como vemos la política en PR.

 

Finalmente, tendremos las elecciones, que serán plebiscitarias, quiéranlo o no los políticos. El PNP va a decir que esta elección es vital por que puedes perder los derechos de ciudadanía etc. y Bernier ya dijo que quiere un ELA no colonial y no territorial. ¿Qué partido y que visión de PR para el futuro es vital para el desarrollo económico de PR? Al mismo tiempo, si tenemos una Junta de Control Financiero, el Gobernador y la legislatura van a importar mucho menos de lo usual (y eso es mucho decir).

 

La Junta no debe controlar la lucha por la estadidad. La Junta va a dedicarse a hacer los cambios necesarios al Gobierno de PR para evitar los desmanes que han causado los partidos. La imposición de la Junta, sin embargo, va a atrasar la estadidad y de igual forma va a atrasar la soberanía. El Congreso no va a conceder la estadidad a PR a menos que ponga su casa en orden. En este momento, el Congreso republicano cree que el Gobierno de PR es una cueva de ladrones, corruptos y demócratas de la mala calaña. Por el otro lado, ningún Congreso va a darle a un territorio la facultad de impagar a sus ciudadanos sin que estos tengan remedios de una corte federal y de las garantías constitucionales federales. Pero la lucha por la estadidad debe continuar por todos los medios.

 

Así que estemos atentos a lo que ocurra en el 2016.

 

 

PARA AÑADIR A LOS INSULTOS, AHORA TAMPOCO SOMOS SERIOS

En el día hoy, el amigo Benjamín Torres Gotay dice en su columna dominical que “[n]o hay mucha gente seria que crea que la deuda es pagable en su totalidad en los términos actuales, o que se pueda hacer sin que implique descomunales sacrificios para el ciudadano común.” Creo que el Dr. Carlos Colón de Armas, el Dr. Elías Gutierrez, Dr. José M. Saldaña y este servidor, para dar ejemplos, si creemos que se puede pagar la deuda sin “descomunales sacrificios”. Esto sin mencionar los continuos insultos que el Gobernador profiere contra aquellos que desenmascaramos las mentiras en sus agendas e informes. Demos, pues, un vistazo a la alternativa del impago.

PR necesita desesperadamente inversión. ¿Cuantos invertirían en un territorio que no cumple con sus deudas? Más aún, si hiciéramos como Ecuador, que hizo una Comisión (como la empuja el Representante Natal) para determinar que deuda es legítima y cual es odiosa ésta nación libre y soberana no pudo ir al Mercado por 7 años. PR tiene un terrible problema de flujo de caja, ver Conway & MacKenzie Commonwealth of Puerto Rico Liquidity Update, del cual poco ha salido en prensa, a la página 11. Ha llegado al extremo de canibalizar las pocas corporaciones públicas para allegar fondos. No ha podido emitir deuda de $2.9 billones a pesar de una garantía/gravamen de la crudita y la AAA tampoco ha podido flotar una modesta emisión de $750 millones, en parte por la soberana estupidez de los abogados del Gobierno en su solicitud de certiorari al Supremo Federal sobre la quiebra criolla decir que la AEE, la AAA y Carreteras no pueden pagar su deuda actual. ¿Como va el Gobierno de PR operar por 7 años sin préstamos puente? ¿Cómo podrán terminarse los múltiples proyectos de la AAA, inconclusos por el malgasto de sus fondos? ¿Cómo se podrá terminar el Supertubo, tan criticado y ahora tan necesario?

Más aún, la negociación de la AEE nos ha tomado más de 1 año y a pesar de los reclamos del Gobierno, no ha terminado. Se acordó con los “odiados” fondos buitres, el 35% de los bonistas, un acuerdo que ya ha sido harto criticado como insuficiente, y falta el otro 65%. Recordemos también que durante este periodo la AEE pago sus deudas. Lo cual nos lleva al próximo asunto: ¿Impagará el Gobierno alguna de sus deudas mayores para demostrar su incapacidad? El Informe de Conway MacKenzie nos dice que en diciembre de 2015 habrá un déficit de caja de $733 millones y de $520 millones en enero, o sea $1,253 millones de déficit en esos dos meses. Al mismo tiempo, PR tiene que pagar $1,299 millones entre esos dos mismos meses, incluyendo $332 millones en GO’s que están protegidos por la Constitución. Si PR impaga, lo demandarán en la corte estatal o federal y perderá. Recordemos que la Constitución provee una causa de acción contra el Secretario de Hacienda para obligarlo a pagar, ver Artículo VI, sección 2 .

El Secretario de Hacienda podrá ser requerido para que destine los recursos disponibles incluyendo sobrantes al pago de los intereses sobre la deuda pública y la amortización de la misma en cualquier caso al cual fuere aplicable la Sección 8 de este Artículo VI mediante demanda incoada por cualquier tenedor de bonos o pagarés emitidos en evidencia de la misma.

Otro punto del cual difiero totalmente es cuando Torres Gotay indica que hay “retirados que invirtieron de buena fe en el Gobierno y merecen su pago total. Pero fallaron. Seguramente porque fueron mal orientados, pero invirtieron mal. Todo el que tiene dos ojos de frente, sabe hace años que la supuesta prosperidad de Puerto Rico en la que invertían era una fantasía.” Varios puntos salientes; ¿hace cuantos años se sabe que la bonanza de PR era fantasía? ¿Bajo Sila, Aníbal y Fortuño? ¿Y los que invirtieron antes de eso, eran ciegos? Recordemos además que un inversor prudente y razonable usa las casas acreditadoras y los mercados para hacer sus inversiones. Es solo en agosto de 2013 que los mercados abandonaron a PR a raíz de la quiebra de Detroit y luego lo hicieron las acreditadoras. Es bien fácil decir hoy día que esto se sabía cuando hace dos años no era la realidad del Mercado. No solo eso, recordemos que alrededor de 30% de los bonistas son de PR. ¿Cual será el impacto sobre estos retirados si PR impaga? ¿Y se protege a los empleados del ELA pero no a los retirados?

Más aún, a las Cooperativas el Gobierno de PR las convenció de invertir en sus bonos. Ahora mismo estas tienen $1,100 millones en bonos de PR y alrededor de 30 de ellas, según COSSEC, están en problemas económicos. ¿Cual va a ser el impacto en la economía de PR si estas impagan. COSSEC solo tiene $268 millones para cubrir los depósitos de los socios y cero dinero para los accionistas. Esto podría ser un golpe mortal a un sector exitoso de la maltrecha economía Boricua.

Cabe señalar que el informe de Conway MacKenzie también dice, aunque no explica como, que PR podrá pagar esa deuda en diciembre/enero pero insiste en un déficit en junio de sobre $500 millones y PR tiene que pagar sobre $1,900 millones, incluyendo $780 millones en GO’s en julio de 2016. Mismo problema. Y como indiqué anteriormente, los bonistas, antes estas pérdidas demandarán y ganarán. Contrario al escenario que presenta el Gobierno, esto no será litigación de años. Debido a su importancia, el Tribunal Federal y el Tribunal Supremo de PR moverán las controversias con rapidez para darle seguridad a todos.

Otro punto importante es que el informe de Conway MacKenzie, a la página 45, nos dice que para el año 2018, el Retiro de los Empleados del ELA estará en negativo. El resultado de esto es que el Gobierno tendrá que buscar alrededor de $1,500 millones adicionales para pagar a los retirados, los cuales tienen un derecho constitucional al pago, ver Bayrón Toro v. Serra, 119 D.P.R. 605 (1987). Algo parecido ocurre con el Retiro de Maestros, página 46, que también se agota en el 2018 y habría que pagar poco más de $700 millones anuales. Y recordemos que aunque el Gobernador “reformó” el retiro del ELA, no ha hecho la contribución adicional que se suponía hiciera, página 44.

Más aún, el “Puerto Rico Fiscal and Economic Growth Plan” el cual bauticé en el programa radial El Azote como “Una Porquería”, depende de que la Legislatura apruebe varias medidas de reforma laboral, que aunque necesarias, tienen cero oportunidades en la Cámara donde varios legisladores de mayoría han negado su apoyo. Más aún, esta porquería depende en gran medida que el Congreso elimine la aplicación del la Ley Jones a PR, de paridad en fondos Medicaid/Medicare, permita el congelamiento por 10 años de cualquier aumento al salario mínimo, la aplicación del Capítulo 9 del Código de Quiebras a la isla, etc. Esto no es más que un wish list sumado a la carta a Santa Claus. Not going to happen.

En vez de esta porquería, el Gobierno debería estar reduciendo sus más de 100 agencias, reduciendo los gastos de publicidad y los gastos en asesores financieros, por mencionar unos cuantos. Se habla sobre reducir agencias pero esto toma tiempo en el mejor de los casos y no lo vemos ocurrir. Otra medida a corto plazo que deben considerar es reducir la jornada laboral a cuatro días, de ser necesario.

Como nos han indicado los economistas Colón de Armas y Gutierrez, el problema no es uno de recaudos, sino de gasto. Entre 2006 y 2014, a los puertorriqueños se nos han aumentado los impuestos por los diferentes gobiernos en $12,000 millones, ver página 20 del libro de Gustavo Vélez, El Ultimo Tarjetazo: De la Chatarra a la Oportunidad, 2015. Así que ya los boricuas estamos incurriendo en “descomunales sacrificios” y lo que falta con la entrada en vigor del IVU a los servicios profesionales.

En síntesis, el plan del Gobierno es una porquería y el impago que sugiere la columna de Torres Gotay sería mucho peor que simplemente la austeridad que sugerimos los que queremos que se pague la deuda. Todos hemos hecho ajustes menos el Gobierno. Que lo haga también.