PPD

DOS CAMPAÑAS POLITICAS: La Importancia de un Buen Equipo

Allá, más o menos, para el 2011, el entonces Senador Alejandro García Padilla decide correr para Gobernador. Ya lo conocíamos como un joven simpático, campechano, “good-looking”, ex-jefe de DACO. Sabíamos que no era la bombilla más brillante del PPD, que había llegado a donde estaba gracias a su hermano Antonio García Padilla, que si era brillante.  Pero era buena gente y caía bien.

 

En el mundo real, una persona como esa, con poca clase, poca inteligencia y menos talento, jamás hubiese llegado lejos. Pero este es el mundo de la política.  Gracias a un equipo de genios que lo hicieron ver como el “salvador de PR, inteligente, talentoso y con madera de líder”. En otras palabras, un equipo de campaña que convirtieron a ese muchachón en el gobernador de PR.  Por algo Irving Faccio y el equipo de superestrellas en redes sociales liderado por los Hermanos Herrero, es el go-to man de las campañas del PPD. Alejandro le ganó a un incumbente brillante y graduado de las mejores universidades de los USA. Su desempeño, sin embargo, todos lo hemos sufrido.

 

En diciembre 16, 2015, entra en campaña un candidato que en cualquier otro momento sería un candidato de ensueño.  Down to earth, educado, deportista, querido por todos, con una familia REAL que va al colmado, manejan sus propios carros, cocinan y actúan como seres normales.  ¿Que pasó? Escogió a las PEORES Y MAS INCOMPETENTES PERSONAS para el manejo de su campaña, especialmente en redes sociales que lo hacen ver como lo que es AGP en realidad. Las encuestas lo ponen perdiendo y no es para menos. Pareciera que ese grupo de campaña, que tiene jugosos salarios, quisiera que perdiera para acomodar a la Comandante para el 2020. David Bernier merece un equipo mejor que el que tiene. ¿O será que esto es todo parte de un plan mayor para usarlo de sacrificial-lamb y que la Comandante corra en el 2020?

 

Advertisements

LA PUGNA EN EL PPD

 

 

Estamos aún esperando el resultado de la gran pugna entre el Presidente del PPD, Dr. David Bernier y el Presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló. Contrario a lo que muchos proclaman, no es cuestión de rumores contra Jaime Perelló. En el plea agreement de Víctor Burgos, este indicó que firmó el contrato con 3 Comm Global por órdenes del Jaime Perelló y que lo hizo bajo la amenaza de ser despedido de su trabajo. Para los que no lo sepan, el que mienta en un documento frente a la Corte Federal puede ir preso por 5 años. Además, sabemos que el cuadro telefónico que instaló Anaudí y sus secuaces no funcionaba pero siguió siendo pagado por la Cámara. Y ni hablar de lo que ha salido hasta ahora en el juicio de Sally López y compañía.

 

En esta pugna, el PNP ha tomado la posición que es culpa de la falta de liderato del Dr. David Benier. Claro, como lo único que le importa al PNP es ganar elecciones, pierden de vista lo importante en esta pugna. La cúpula del PPD quiere que Perelló renuncie a la presidencia de la Cámara pero los representantes populares se alinean detrás de Perelló mientras este se mofa de Bernier y el PPD. Que viva la corrupción parecen decir. ¿Es esta la imagen que PR quiere proyectar a los futuros inversores en la isla? En los próximos días los miembros de la Junta de Control Fiscal serán nombrados por el Presidente Obama y la prensa reseña todos los días las putrefactas revelaciones de la corrupción Anaudí. ¿Es esta la impresión que los miembros de la Junta tendrán de PR?

 

El PNP no entiende las terribles implicaciones que esto tiene, probablemente porque sabe que existen “los Anaudíes” en sus filas. Estos futuros corruptos (si no lo son ya) se afilan los colmillos pensando en los contratos que podrán tener y en cuantas agencias guisarán. Piensen en cuantos contratos tenían los amigos del Gobernador Fortuño y entenderán a que me refiero.

 

En esta coyuntura histórica el PNP y Ricardo Rosselló se deben crecer y ofrecer, en más detalle, su programa anti–corrupción. Los boricuas quieren saber como el Dr. Rosselló va a evitar que los corruptos hagan de las suyas si triunfa. Es fácil decir que habrá cero tolerancia, pero del dicho al hecho hay mucho trecho. El PNP tiene que demostrar que puede evitar y de ocurrir, descubrir y castigar a los corruptos. Si no, la poca confianza que tiene el Boricua en sus instituciones desaparecerá.

LAS DOS GRANDES MENTIRAS DE LA CAMPAŇA DEL 2016

 

 

Durante los meses que quedan para las elecciones veremos varias mentiras de múltiples políticos, pero hay dos mentiras que serán el corazón de la campaña del PPD en contra del PNP y de la estadidad. Si, de la estadidad. No tengan la menor duda que la elección de 2016 es plebiscitaria y que el estatus es el issue más importante en ella.

 

El PPD nos va a presentar estas dos mentiras como el corazón de su campaña:

 

PRIMERA MENTIRA: El PPD busca un ELA, no colonial, fuera de la clausula territorial de la Constitución Federal. Esta es una mentira aún más grande que la que decía que en 1952 se había logrado un nuevo estatus. según el entonces Comisionado Residente, Antonio Fernós Isern, en su libro Estado Libre Asociado de Puerto Rico: Antecedentes, Creación y Desarrollo hasta al Época Presente, 1974, a la página 357 nos dice “[e]l primer borrador de un proyecto de ley para revisar la de Relaciones Federales, preparada por el Comisionado Residente, tuvo fecha de 27 de marzo de 1952. A su virtud se habría de sustituir la propuesta Ley de Relaciones Federales por un convenio que se llamaría <<Puerto Rico Federative Relations Compact>>. El 4 de mayo de 1953, un año más tarde, se radica una resolución conjunta a esos efectos, que no prosperó. El 23 de marzo de 1959, se radica el Proyecto Fernós-Murray para mejorar el ELA, tampoco prosperó. Aunque se llevó a cabo un plebiscito en 1967 con el aval del Presidente Kennedy y luego Johnson, y que fue ganado por el ELA, nada ocurrió.

 

El Task Force del Presidente sobre PR publicó un informe en el 2011 y en las páginas 26 nos dijo:

“Third, consistent with the legal conclusions reached by prior Task Force reports, one aspect of some proposals for enhanced Commonwealth remains constitutionally problematic—proposals that would establish a relationship between Puerto Rico and the Federal Government that could not be altered except by mutual consent This was a focus of past Task Force reports The Obama Administration has taken a fresh look at the issue of such mutual consent provisions, and it has concluded that such provisions would not be enforceable because a future Congress could choose to alter that relationship unilaterally”

De forma similar, el informe del Task Force del Presidente de 2007 dijo así a las páginas 6-7:

“The U.S. constitution would not permit the “new commonwealth” proposal because land under united States sover­eignty must either be a State or a territory. as the Supreme court stated over a hundred years ago, if land is “not included in any State,” it “must necessarily be governed by or under the authority of congress.” First Nat. Bank v. Yankton County, 101 U.S. 129, 133 (1879). Thus, although congress is free to allow a territory to exercise powers of self-government (as congress has done with respect to Puerto Rico), it may not restrict the authority of a future congress over that territory.

This limitation on the power of congress reflects the general rule that one legisla­ ture cannot bind a subsequent one. each congress may repeal or amend laws that a previous congress enacted, and congress may pass laws inconsistent with treaties. By the same token, a future congress must have the power to disavow commit­ ments contained in a covenant between the Federal Government and one of its territories, regardless of the terms of that covenant.

accordingly, the “new commonwealth” proposal that some have proposed contem­plates a political status for Puerto Rico that is not permitted by the united States constitution. as long as Puerto Rico remains a territory of the united States, congress may not impair the constitutional authority of later congresses to alter the political powers of the government of Puerto Rico by entering into a covenant or compact with Puerto Rico or its residents.”

 

Más aún, en el argumento oral del caso de Sánchez Valle, la Juez Kagan preguntó a la abogada del Solicitor General, el representante del Gobierno Federal en la vista, lo siguiente:

JUSTICE KAGAN: Do you think it’s not possible, Ms. Saharsky I mean, putting aside whether

Congress has done it here, but you think it’s simply not possible for Congress to confer

sovereignty in the sense   that would matter for the Double Jeopardy Clause?

 

MS. SAHARSKY: Well, it certainly could by making it a State

 

JUSTICE KAGAN: Yes

 

MS SAHARSKY: or by making it independent.

 

JUSTICE KAGAN: But but but not short of that.

 

MS. SAHARSKY: We think that that would just be fundamentally inconsistent with the

constitutional design. . .

En otras palabras, el ELA fuera de la cláusula territorial NO EXISTE. Pero en estas etapas de la campaña, nadie en el PPD va a hablar de soberanía o republica asociada porque saben que dividiría el partido. Eso podría ocurrir en el 2017.

SEGUNDA MENTIRA: Hay que trabajar para mejorar la economía para entonces bregar con el estatus.

EMBUSTE. Que hay que mejorar la economía primero y luego bregar con el estatus fue el mantra de Luis Muñoz Marín en los años 30’s antes de fundar el PPD y sigue siendo el mantra de este partido. Pero desde el 2014 estuvo pidiendo Capítulo 9, paridad de fondos de Medicaid y Medicare y otros muchos programas. Eso se llama estadidad. Y quiere ser eximido de las leyes de cabotaje, que aplican a Hawaii y Alaska también. Eso se da en la independencia. O sea, que todo lo que quiere en PPD se resuelve con un cambio de estatus. No olvidemos que el estado más pobre de USA tiene más del doble de ingreso per cápita que PR y la emigración de los boricuas en este siglo ha sido casi exclusivamente a los USA. Uno no emigra para empeorar y si es así, regresas. Muy pocos han regresado a PR.

Así que no se dejen engañar, sea a la estadidad o hacia la independencia, PR tiene que cambiar y con el PPD no habrá cambio, si no más de lo mismo.